Desarticulada una organización delictiva que habría estafado al Servicio Canario de Salud más de dos millones de euros. Ha ocurrido en Tenerife donde se ha detenido a varios médicos, un farmacéutico y dos empresarios. La trama estaba centrada en una farmacia donde se recibían recetas falsas de medicamentos que se facturaban, pero que realmente no se vendían.

Descubrieron además un delito de tráfico de anabolizantes

Custodiada por la Guardia Civil, esta es la farmacia, ubicada en pleno centro de Santa Cruz, donde presuntamente se dispensaban los medicamentos. Fármacos de alto coste prescritos siempre por el mismo médico. El Servicio Canario de Salud detectó desde el año 2014 que en esta farmacia se estaba facturando más dosis que las que dispensaba el resto. Comenzó entonces la investigación policial.

El facultativo emitía las recetas electrónicas desde este centro de salud, en San Benito, La Laguna. Muy alejado de la farmacia. Detalle que hizo sospechar a ala Guardia Civil que existía un acuerdo delictivo entre médico y farmacia. El núcleo principal de la red: un médico, un farmacéutico y un empresario. El empresario ejercía de enlace entre ambos.

Este era el modus operandi, el farmacéutico facturaba el medicamento al SCS pero no se despachaba y así podía seguir vendiéndole en numerosas ocasiones sin que el fármaco saliese de la farmacia. En la misma investigación, los agentes descubrieron también otro delito, la administración clandestina de anabolizantes.