Carolina le ha contado a su hermana Rosa de todo lo que se ha enterado.

"He de acabar con ella, Adolfo es mío", sentencia Rosa
Al saber que hay otra mujer que también está luchando por conquistar el corazón de Adolfo de los Visos, Rosa pierde los papeles y se deja llevar por la locura que siente en ese momento.

Marta, después de haber besado a Ramón, ha querido explicarle los motivos por los que decidió lanzarse a hacer eso. El joven, a pesar de que Marta le deja claro que lo ha utilizado como un juguete, se muestra dispuesto a seguir estando ahí para ella cuando lo necesite. Marta, pasmada, se queda sin palabras al escuchar esa disposición por su parte. ¿Volverá a hacer uso de su persona?

Alicia, en la solidad de su casa, recuerda algunos de los momentos vividos junto a Matías. Ahora que él ha decidido poner un punto y aparte en su relación, Alicia se siente más sola que nunca. La joven trata de comprender los motivos que le han llevado a tomar esta decisión que podría acabar con la pasión y el deseo que ambos se tienen. ¿Regresarán todos esos momentos algún día.

Adolfo, después de haber visto a Marta besándose con un hombre ante sus ojos, acude a La Casona para hablar con ella e intentar comprender lo que ha pasado. Sabe que tiene que haber algún motivo de peso por el que Marta haya hecho esto de esa forma tan brusca. Lo que ninguno de los dos sabe es que Rosa se encuentra en las escaleras y está siendo testigo de todo lo que se están diciendo. ¿Cómo reaccionará Rosa cuando se entere de que su hermana es la otra mujer que ocupa el corazón de Adolfo?