Publicidad

Más de 40.000 aves agotadas y hambrientas se dirigen hacia el barco. Llevan volando desde que se produjo el cataclismo y buscan tierra en la que descansar y alimentarse. Suponen una gran amenaza, necesitan comer y la tripulación del Estrella Polar puede suponer un suculento almuerzo. Burbuja cree que todo es culpa suya. Encontró un pequeño gorrión que se había caído del nido y está claro que sus padres, furiosos, han acudido en su rescate.

Por su parte, Palomares está convencido de que, dadas las circunstancias, es necesario crear una capilla en el barco pero el capitán le ha denegado el permiso. Dice que el Estrella Polar es un barco apolítico y aconfesional y que eso no variará por mucho que haya cambiado el mundo. Palomares, no se dará por vencido tan fácilmente.

Comenta con nosotros las fotos de El graznido en primicia.