Jacobo es hijo único en una familia de clase media, un hombre que parece que siempre sabe lo que quiere; de hecho, cuando conoció a Lourdes, su mujer, supo al momento que era la mujer de su vida y no tardó ni nueves meses en pedirle matrimonio y casarse con ella. Un hombre reflexivo, amable y muy atento, sin embargo, ¿es oro todo lo que reluce?

El enlace de Lourdes y Jacobo en 'Amar es para siempre' | Manuel Fiestas