Se trata de un modelo chino de calculadoras que reproducen notas musicales al pulsar las teclas, cada una puede reproducir dos octavas sin sostenidos.

Hemos colocado un total de 32 solenoides a 2 calculadoras, activados desde relés que se controlan a través de un microcontrolador que recibe e interpreta la información MIDI proveniente de un programa de edición musical de ordenador. De esta forma traducimos las pistas de audio del ordenador, a pulsaciones de cada uno de los solenoides, pudiendo reproducir melodías.

Hay que tener en cuenta que las notas son tonos cortos, no se pueden mantener, y que una misma calculadora no es capaz de generar dos notas simultáneamente, por lo que cada sonido se reparte de forma estratégica entre ambas calculadoras.