Hemos construido un sistema musical automático a partir de canicas y panderetas. Para ello hemos utilizado canicas, panderetas y sensores piezoeléctricos. Los sensores piezoeléctricos reciben el impacto de las canicas y un microcontrolador convierte las señales eléctricas en sonidos a través del protocolo MIDI.

Es decir, las canicas activan los sensores y suenan trozos de la canción deseada. Al ser el intervalo de tiempo entre la caída de las canicas sobre las panderetas muy similar, podemos construir una canción completa a través de estos pequeños fragmentos musicales. La demo con la mano va a ser “La Macarena”, y escucharemos el “Staying Alive” de los Bee Gees y el “Desátame” de Mónica Naranjo.