EL 30% DE LA POBLACIÓN LOS CONSIDERAN PELIGROSOS

EL 30% DE LA POBLACIÓN LOS CONSIDERAN PELIGROSOS

El 17% de los conductores retiraría el carné a sus familiares mayores de 65 años

¿A qué edad se debe dejar de conducir? Según una encuesta, el 17% de los conductores le quitaría el carné a sus familiares mayores de 65 años. Pero las cifras oficiales no les dan la razón, ya que el porcentaje de accidentes de los mayores es más bajo que el de los jóvenes.

El 17 por ciento de los conductores españoles retiraría el carné a sus propios familiares de 65 años y casi el 30 por ciento considera peligroso al volante a este colectivo a pesar de que es el que tiene menos accidentalidad de media.

Es una de las conclusiones del estudio 'Mayores de 65 años al volante: ¿Peligro real o mito social?' de Fundación Línea Directa elaborado a partir de entrevistas a 1.700 conductores, que refleja que hay una gran desconfianza sobre los automovilistas más veteranos.

Incluso, el 17 por ciento de conductores retirarían el carné de conducir a sus propios familiares mayores de 65 años, el 72 por ciento es partidario de hacerles cada año pruebas psicotécnicas y el 60 por ciento considera las mismas "poco rigurosas".

En este sentido más del 98 por ciento de los conductores afirman no haber suspendido nunca un examen psicotécnico, un 9 por ciento reconoce haber obtenido el "apto" prácticamente sin hacerlo y el 3,5 por ciento asegura no haber visto reflejado su problema en el informe final.

De todas formas de los datos analizados en el estudio en varios centros psicotécnicos se desprende que el 10 por ciento de los conductores de más de 65 años fueron declarados "no aptos" y casi el 70 por ciento apto con condiciones restrictivas que van desde usar gafas hasta prohibirles conducir de noche o por vías interurbanas.

A juicio del director general de Fundación Línea Directa, Francisco Valencia, que ha presentado el estudio en rueda de prensa, esto demuestra que estos exámenes en general se realizan con cierto rigor. El estudio también analiza datos de la Dirección General de Tráfico de 107.147 conductores mayores de 65 años accidentados entre 2009 y 2014.

Concluye que "pese a los prejuicios sociales los conductores mayores de 65 años son los que menos accidentes tienen al volante" y que el gran problema de este colectivo es como peatón ya que más de la mitad de atropellados muertos están integrados en el mismo.

En concreto registran cuatro veces menos accidentalidad que los jóvenes menores de 25 años y menos de la mitad que los conductores de 35 a 44 años. Sin embargo cuando tienen un accidente su mortalidad es mayor, más del doble, y sus lesiones más graves, un 9 por ciento más, y además la tendencia es negativa ya que en dicho periodo aumentaron su mortalidad en un 5 por ciento mientras que los menores de 25 años la bajaron un 67 por ciento.

Las razones de que tengan menos accidentalidad de media en proporción al número total de carnés de conducir es que respeta más los límites de velocidad, no son tan agresivos en la conducción y aceptan mejor sus limitaciones, lo que les hace recorrer menos kilómetros y conducir más por el día.

EFE | Madrid | 26/09/2016

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.