Publicidad

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Granada

Un falso testigo de un accidente de tráfico en Granada intenta exculpar a uno de los conductores mientras el otro se debate entre la vida y la muerte

Rubén es repartidor de comida y su moto colisionó con un vehículo en Granada, causándole gravísimas lesiones que le hicieron estar entre la vida y la muerte. El atestado policial le señalaba a él como responsable del accidente, cuando despertó Rubén le contó a su hermano que él no había tenido la culpa y comenzaron a tirar del hilo. Un amigo del otro conductor se hizo pasar por un falso testigo del siniestro.

Rubén se está todavía recuperando de un gravísimo accidente de tráfico que ha estado a punto de costarle la vida. Este joven es repartidor de comida rápida y tuvo un accidente con un vehículo contra el que colisionó en Granada.

Rubén estuvo inconsciente y cuando despertó descubrió que el atestado policial le situaba a él como el culpable de los hechos y dejaba nulas las opciones de reclamar una indemnización por las graves lesiones que sufrió.

En concreto un testigo aseguraba que se había saltado un semáforo en rojo y había colisionado posteriormente contra el lateral derecho del turismo. El hermano de Rubén comenzó a investigar al no cuadrarles lo que decía el atestado con los recuerdos que él tenía del accidente.

Descubrió que el presunto motorista que figuraba como testigo no existía. Una mujer que cruzaba el paso de peatones en ese momento y que también figuraba como testigo en el atestado, aseguraba no haber visto más motoristas que el accidentado en el lugar delos hechos.

El dueño del kiosko que está en el cruce de las calles donde se produjo el percance vial tampoco vio a ningún motorista, solo presenció cómo un coche arrolló a un ciclomotor. Tales afirmaciones ponían en duda la declaración del testigo misterioso.

Fue a través de una agencia de detectives en Granada como terminaron conectando al testigo con el otro implicado en el accidente. Los detectives prosiguieron tirando del hilo y comprobaron otro dato llamativo: la Policía Local anotó en el atestado que la filiación del testigo ‘T2’ se correspondía con una avenida de la ciudad nazarí, pero en las fechas en las que ocurrió el accidente de tráfico se encontraba de paso por Granada porque según su Facebook trabajaba en las Islas Canarias.

Finalmente Rubén será indemnizado con 145.000 euros por el siniestro. Ante el temor de ser inculpado penalmente por falso testimonio el falso testigo terminó por afirmar de forma manuscrita que no se encontraba en el lugar de los hechos el día del siniestro.

Puedes volver a ver la noticia sobre el falso testigo de un accidente de tráfico en Granada en Atresplayer.