Los vecinos del barrio de La Macarena, en Sevilla, viven atemorizados porque reciben amenazas de muerte a diario. Denuncian que una pareja ha convertido su día a día en una pesadilla.

Los afectados denuncian que sus vecinos tienen la casa llena de basura y que muchos días el hombre, fuera de sí, destroza las zonas comunes y amenaza de muerte al resto de gente que vive en el bloque.

Denuncian que va armado y que nadie le planta cara por temor porque ya ha amenazado con prender fuego al edificio.

El hombre dice ser la actual pareja de la propietaria de la vivienda. La dueña tiene 50 años y es médico de profesión a pesar de que no ejerce.

Los vecinos dicen que desde la muerte de su padre la vivienda se ha convertido en una "especie de hotel para indigentes" y que por ello aparecen y desaparecen abandonados en el patio.

Los vecinos han puesto varias denuncias por ruido, desperfectos y amenazas y la Policía entra y sale casi a diario.

Ahora han decidido unirse para demandarles conjuntamente y conseguir una orden de alejamiento porque muchos vecinos compraron aquí una vivienda para disfrutar de un patio que ya se conoce como el de los horrores.