63.999833

Publicidad

Madrid

Un vecino de Madrid agrede al presidente de la comunidad y a su familia por no arreglarle el patio de su casa

Un presidente de la comunidad y su familia han sido agredidos por parte de un vecino que insistía en que le arreglara el patio de su casa en Madrid. Tras negarse en varias ocasiones, el vecino ordenó a una decena de personas que les dieran una paliza.

Juan Ramón, presidente de una comunidad de vecinos de Madrid, y su familia han sido víctimas de una brutal agresión ordenada por su vecino que, según denuncia, insistía en que le arreglara el patio de su casa por ser el presidente de la comunidad.

"Yo soy el presidente, soy un vecino como usted. Yo no puedo disponer del dinero de vecinos", le explicaba Juan Ramón al agresor.

Sin embargo, el vecino del bajo continuaba insistente con su petición, llegando a amenazarle en varias ocasiones con frases como "o haces las obras o te vas a enterar", denuncia el presidente. Unas amenazas que, finalmente, se hicieron realidad.

De repente "aparece una furgoneta" de la que bajaron 8 o 10 personas armadas. "El señor este -el vecino- nos señaló, se fueron a por nosotros, me brearon a palos", relata.

Juan Ramón estaba con su mujer y con su hija cuando sucedieron los hechos. Según cuenta a Antena 3 Noticias, una vez pararon de ensañarse con él, señalaron a su hija.

"A esa abridle la cabeza, mátala", recuerda el presidente imitando a los agresores. "Lo dijo en repetidas ocasiones", hasta que golpearon "salvajemente" la cabeza de su hija, abriéndosela "por varios sitios".

Para defenderla, su mujer se levantó rápidamente y puso su cuerpo encima en señal de protección. "Que me la matan, que me la matan", repetía. Pero en vano, continuaron agrediéndola. "Le siguieron golpeando con una saña... No he visto tanto odio nunca".

Fue entonces cuando empezaron a ensañarse con la mujer. "Mi esposa cayó derrumbada al suelo", cuenta Juan Ramón estremecido. "Como pude me levanté a gatas de la carretera y me abalancé sobre él. Si le dejo, la mata".

El desagradable episodio terminó cuando alguien gritó la llegada de la policía. "Creo que eso fue lo que nos salvó la vida".

El presidente y su familia han tenido que marcharse de su propia casa a otro domicilio. "No puedo dejar de ver la imagen de cómo golpeaba salvajemente a mi hija, no lo voy a olvidar mientras viva".

Entre lágrimas, Juan Ramón no deja de buscar el porqué de la agresión. "¿Por qué nos han hecho esto, por qué?, repite en su testimonio, si él sólo era el presidente de la comunidad.

La versión del agresor

En su defensa, el agresor ha culpado al presidente de mentir sobre los hechos. "Yo ni le toque, fueron ellos los que me agredieron a mí. Los que llevaban los palos eran ellos". "Todos los vecinos tenemos sospechas de que está robando a la comunidad", ha asegurado.

Publicidad