PARA COMPETIR CONTRA LAS VTC

Los taxistas podrían acompañar a los mayores a hacer la compra o al médico mediante una aplicación móvil

La aplicación móvil de la Asociación Nacional del Taxi estudia lanzar un servicio social para acompañar a personas necesitadas "cuando lo necesiten" mientras el coche está esperando. El taxímetro permanecerá en servicio de espera mientras el conductor acompaña al contratante y después lo llevaría a otro destino.

Imagen de una fila de taxis.

Publicidad

PARA COMPETIR CONTRA LAS VTC

Los taxistas podrían acompañar a los mayores a hacer la compra o al médico mediante una aplicación móvil

La aplicación móvil de la Asociación Nacional del Taxi estudia lanzar un servicio social para acompañar a personas necesitadas "cuando lo necesiten" mientras el coche está esperando. El taxímetro permanecerá en servicio de espera mientras el conductor acompaña al contratante y después lo llevaría a otro destino.

La aplicación de móvil de la Asociación Nacional del Taxi (ANT), 'TaxiES', lanzada en 2015 para "defenderse" de las VTC, está trabajando para ofrecer un nuevo servicio social para acompañar a mayores y personas necesitadas a hacer la compra o ir al médico mientras el coche está esperando (a tarifa de parada normal).

La ANT ha firmado este martes 18 de julio un acuerdo de colaboración con Unitramc, la asociación de autónomos adherida a la UGT, con ánimo de fomentar la innovación, formación y utilidades de los taxistas adscritos a la aplicación web y de la propia herramienta, que "dentro de poco" implementará un nuevo servicio social que, de salir adelante, podría llegar a Madrid próximamente.

Según ha indicado este martes un representante del sector del taxi en Alicante, lugar de nacimiento de este servicio, la nueva aplicabilidad de la app -que podría llegar a Madrid una vez testada y aprobada por los taxistas- serviría al taxista para asistir a todo aquel que lo necesitase, como personas de la tercera edad, con movilidad reducida o gente a la que, como ha dicho el taxista alicantino, "le cuesta salir de casa", y actuar "como familiares" para acompañarles "cuando lo necesiten".

De esta manera, el taxímetro permanecerá en servicio de espera (lo que en Madrid supondría 20,40 euros por hora) mientras el conductor acompaña al contratante (para ir al médico, de compras, etc.) y, después de terminar el servicio, lo llevaría a otro destino con su correspondiente carga por tener el taxi en funcionamiento.

Para realizar esta serie de actividades, todos los taxistas apuntados deberán tener el título de primeros auxilios (formados por Cruz Roja, con los que tienen colaboración) y estar afiliados a Unitramc.

Con este nuevo servicio, el sector del taxi pretende "autoprosperar" ofreciendo un servicio con el que las VTC "no podrán competir", aunque para regularizar las actividades entre todas las emisoras y canales habrá que esperar a acuerdos entre las distintas asociaciones.

Además, los firmantes del convenio han convenido en tratar de garantizar, en un futuro, que los taxistas ofrezcan también "calidad turística y dominio de idiomas", como lo ha expresado el presidente de la ANT, Santiago Muñoz.

"Las nuevas aplicaciones tienen la capacidad de profesionalizar el sector y de evitar que vengan intrusos a destrozarnos desde fuera, ya bastantes problemas teníamos antes de que llegaran UBER y Cabify", ha señalado el presidente de Uniatramc, Angel Bravo Tardáguila.

Publicidad