Un sacerdote se preparándose antes de una misa

Publicidad

Ley Celaá

El párroco de Yecla, contra la ley Celaá: "Entonces, cualquier criatura que venga con un defecto psíquico o físico hay que matarla porque estorba"

José Antonio Abellán, párroco de la basílica de la Purísima del municipio murciano de Yecla, afirma durante la misa que uno de los puntos de la Ley Celaá (LOMLOE) busca integrar a los niños con necesidades especiales en los colegios ordinarios para que "estorben" y "entonces digan: ¿veis? Estos niños es que ni siquiera tienen que exisitir: hay que matarlos".

Para el párroco de Yecla, en Murcia, la ley Celaá (LOMLOE) "no vale nada". Dice José Antonio Abellán que "ahora mismo, tristemente, aparece ese nuevo proyecto de ley que dice que hay que quitar los colegios de educación especial: ¿sabéis lo que significa? Que para quién hace esas leyes esas personas no valen nada".

La opinión del cura

Para el cura de de la basílica de la Purísima del municipio murciano de Yecla, la nueva Ley Celaá aprobada por el Congreso de los Diputados "no es para que todos estén al mismo nivel; no pueden, más quisiéramos, pero no pueden. Hay que atenderlos de una manera especial. Vamos a sacarlos fuera para que incomoden".

José Antonio Abellán dio esta explicación durante la misa del pasado domingo en su parroquia de Yecla, en Murcia. Asegura el cura que esta ley de educación busca integrar a los niños con necesidades especiales en los colegios ordinarios para que "estorben" y "entonces digan: ¿veis? Estos niños es que ni siquiera tienen que exisitir: hay que matarlos".

"Cualquier criatura que venga con un defecto psíquico o físico hay que matarla porque estorba en la sociedad. Y nosotros los cristianos decimos no: cualquier persona en cualquier circunstancia tiene un alma y su alma es perfecta porque ha sido creada por Dios", aseguró el cura durante la homilía en la basílica de Yecla.

Para José Antonio Abellán, párroco de Yecla, esta situación recuerda a la guerra civil en España en los que "te podían pegar siete tiros por ser cristiano" y la represión que sufren los católicos en la actualidad en otros países.

Publicidad