No hay sábanas, ni pijamas suficientes para atender las necesidades diarias de los hospitales madrileños. Algunos hospitales como La Princesa, Ramón y Cajal o La Paz se quejan de esta falta de abastecimiento. En el Clínico o en el Hospital Infanta Sofía están pasando por la misma situación. En el hospital de la Princesa necesitan a diario 2.600 sábanas limpias pero se quejan de que solo les llegan 300.

El sindicato CSIF ha denunciado esta situación.Los sanitarios también se quejan de la suciedad de las prendas. Desde la Consejería de Sanidad reconocen que hay problemas puntuales de abastecimiento pero aseguran que están vigilando el servicio y que estas incidencias no afectan a la asistencia. No solo faltan sábanas, también pijamas para los enfermos o ropa de trabajo para médicos, enfermeros y auxiliares.

Hace sólo unas semanas el mismo sindicato alertó sobre la falta de higiene con la que llegaba la lencería de la lavandería central. El consejero de sanidad se comprometió a revisar el contrato para paliar estos problemas pero según los sindicatos la concesión se acaba de prorrogar dos años más en las mismas condiciones.

El CSIF añade que el Hospital Santa Cristina se ha reunido para poner sobre la mesa un problema de alergias que provocan los uniformes nuevos por los tintes que se utilizan, sobre todo los trajes quirúrgicos y los de los celadores.