SU PADRE NO VOLVERÁ HASTA QUE LA VEA

SU PADRE NO VOLVERÁ HASTA QUE LA VEA

Los familiares de Patricia Aguilar, la joven rescatada de una secta en Perú, sobre el bebé: "De haber tardado más en actuar habría muerto, estaba lleno de picaduras de mosquitos"

La portavoz de la familia de Patricia Aguilar asegura que tanto ella como su hijo vivían en unas "condiciones terribles en una especie de cuadra para animales" y denuncia que "los niños estaban desnutridos" porque comían una vez a la semana. Ahora están a la espera de saber cómo están ella y el bebé.

Alberto Aguilar, el padre de Patricia, la joven liberada de una secta en la selva de Perú todavía no ha podido reunirse con ella ni sabe cuándo lo hará.

Este viernes ha trascendido que el bebé, el hijo que Patricia tuvo con el líder de la secta, se encontraba en situación de desnutrición. La Policía ha explicado que de haber tardado un poco más en actuar el bebé habría muerto porque estaba lleno de picaduras de mosquito.

Patricia también podría haber fallecido en el parto porque tiene una enfermedad del corazón y fue asistida por una vecina dado que no había ningún médico. Ahora está bajo un programa de tratamiento de víctimas para recuperarse de las secuelas físicas y psíquicas.

El padre de Patricia sigue en Perú y dice que no volverá hasta que pueda regresar con su hija y con su nieta.

Noelia Bru, prima de Patricia y portavoz de la familia, cuenta que la encontraron visiblemente más delgada y desmejorada. "Comían una vez a la semana", explica.

Patricia siempre ha mantenido que se fue por voluntad propia pero sus padres aseguran que no es así. "Esto es un rapto psicológico él fue aleccionándola durante casi dos años", asegura su padre, quien reconoce que volver a verla será un proceso lento y difícil.

"Se está a la espera de que confirmen el estado real de salud, pero parece que ha adquirido una bacteria. Le llevaban alimentos una vez a la semana y vivían en unas condiciones terribles en una especie de cuadra para animales. Los niños estaban desnutridos", explica la portavoz de la familia, quien asegura que "estamos a la espera de saber cómo están ellas y ese bebé, que literalmente sabemos que se lo estaban comiendo los mosquitos y la policía asegura que le habría llegado a costar hasta la vida"

La prima recuerda que Patricia tiene "una cardiopatía congénita y el estado de máximo riesgo para ella era quedarse embarazada". "Lo peor es que Stevens lo sabía y la ha expuesto a este peligro".

"Tenemos claro que a Patricia hay que sacarla de ahí y hay que tratarla a todos los niveles, tanto física como psicológicamente".

antena3.com | Madrid | 06/07/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.