Laura Luelmo, la joven profesora asesinada en El Campillo (Huelva), sufrió "más de cuarenta" lesiones de diferente naturaleza, la mayoría de ellas en la cabeza, por parte de Bernardo Montoya, el asesino confeso.

Según publica Huelva Información, que ha tenido acceso al informe preliminar de la autopsia, la joven sufrió múltiples lesiones que provocaron su muerte. Este informe fue remitido a la titular del Juzgado de Instrucción 1 de Valverde del Camino el pasado 21 de diciembre.

La autopsia preliminar revela que "coexisten lesiones en mandíbula, región frontal y región temporal" en el cuerpo de la joven. Sin embargo, destaca que las heridas "son compatibles en su producción con haber sido golpeada con un objeto de caracteres inciso-contusos, con transmisión de suficiente fuerza viva como para producir el hundimiento craneal".

Te puede interesar...

Bernardo Montoya pide una nueva declaración por la muerte de Laura Luelmo

La crítica carta de los padres de Laura Luelmo: "Los monstruos y seres perversos no pueden convivir en una sociedad a la que odian"

Laura Luelmo murió en las ocho horas siguientes a la agresión