Las lluvias torrenciales que desde este jueves azotan el sureste español se han cobrado ya cinco víctimas mortales y han provocado la evacuación de al menos 3.500 personas, el desbordamiento del río Segura en varios puntos y graves destrozos y daños económicos aún por evaluar. A lo largo del día el temporal ha obligado a cortar más de ochenta carreteras, once de ellas de la red principal. A las 19.00 horas permanecía cortada la AP7 en Pilar de la Horadada (Alicante) y la N-301 en Cieza y Molina de Segura (Murcia). Pasadas las 19.30 horas se tuvo que interrumpir el tráfico en la A-30, en el kilómetro 91 en sentido Murcia, por la presencia de gran cantidad de agua en la calzada. Tampoco se podía transitar por 33 carreteras autonómicas en Murcia, 23 en Alicante, 6 en Almería y 6 en Valencia.

Los primeros fallecidos fueron dos hermanos que murieron cuando su coche quedó atrapado por la riada en Caudete. Otros dos hombres han fallecido en Almería y Baza (Granada), y la última víctima es un varón cuyo cadáver ha aparecido en Benferri (Alicante).

El tráfico ferroviario se ha visto alterado e incluso interrumpido en diferentes tramos de la red de Murcia y de la Comunidad Valenciana, y varios puertos de la región se han visto también afectados. El aeropuerto de Murcia ha permanecido cerrado este viernes, mientras que el de Almería ha sido reabierto tras cinco horas con las operaciones suspendidas. Con precipitaciones que han superado los 400 litros por metro cuadrado en 48 horas en localidades como Orihuela (Alicante), las riadas han cubierto amplias zonas de las provincias de Murcia, Alicante, Valencia y Almería, donde se han sucedido rescates y desalojos.

Se espera que en todo el arco mediterráneo las lluvias torrenciales comiencen a remitir, y la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que la DANA (depresión aislada en niveles altos) pierda fuelle a partir del sábado en su lento movimiento hacia el norte, aunque las tormentas se extenderán el fin de semana a gran parte del país y especialmente a la zona centro.

Este es el resumen de las consecuencias de las lluvias en las regiones más afectadas este viernes:

Región de Murcia

Por segunda jornada consecutiva la DANA ha tenido en vilo a esta comunidad, especialmente a la Vega Baja y Los Alcázares. Desde el jueves el 112, ha gestionado 391 rescates de personas de vehículos o casas inundadas en la Región. La situación del Segura, que se ha desbordado en diferentes puntos, ha obligado a desalojar a alrededor de 2.200 personas de pedanías cercanas a la presa de Santomera, y la Confederación Hidrográfica del Segura ha decidido desembalsar de forma controlada el agua del pantano para aliviar la presión.

El Segura sigue preocupando y, aunque en la capital no ha llegado a salir de su cauce, las autoridades han decidido cortar el tráfico en los puentes del tramo urbano. El aeropuerto de Murcia ha permanecido cerrado a lo largo de la jornada, y el agua ha obligado a cortar en diferentes momentos la circulación en cinco carreteras de la red estatal y en 52 vías de la red regional. Las actividades lectivas se han mantenido suspendidas en todos los centros educativos de la Región y también ha sido cerrada la Ciudad de la Justicia de Murcia.

Comunidad Valenciana

La gota fría se ha dirigido este viernes hacia la provincia de Valencia tras anegar Alicante, con Orihuela en la zona cero de las inundaciones. La localidad alicantina, donde el Segura ha comenzado a desbordarse a primera hora de la mañana, ha recibido la visita del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, quien ha advertido de que los impactos económicos de la DANA en la comunidad "van a ser muy duros". También en esta comunidad se ha visto afectado el tráfico ferroviario, pero los aeropuertos de Alicante y Valencia han operado con normalidad este viernes tras las cancelaciones y desvíos de anoche. La actividad escolar se ha suspendido en 296 municipios de la Comunidad y más de 689.000 alumnos no han tenido clase.

Andalucía

El temporal de lluvia y tormentas asociado a la DANA ha dejado dos fallecidos atrapados en su coches este viernes, en una rambla de Baza (Granada) y en Almería. La situación en esta última provincia ha comenzado a mejorar y se ha desactivado el nivel 1 del plan de emergencias ante inundaciones. Tras cinco horas cerrado, el aeropuerto de Almería ha reabierto poco después del mediodía. En una visita a la localidad almeriense de Huércal-Overa, el ministro de Cultura y Deporte en funciones, José Guirao, ha avanzado que los daños en la agricultura van a ser cuantiosos, especialmente en la zona de Níjar. El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha reunido un gabinete técnico para estudiar medidas ante las inundaciones.

Castilla-La Mancha

Los efectos de la DANA se han hecho sentir con fuerza en Albacete, donde ayer murieron dos personas atrapadas en un coche en Caudete. Esta localidad trabaja ya en la evaluación de daños, al igual que Almansa, cuyo pantano ya no desborda aunque sigue desembalsando agua por sus compuertas.