'Annabelle vuelve a casa'

Publicidad

Muñeca Annabelle

El dueño del museo Warren pone fin a los rumores sobre la desaparición de la muñeca Annabelle

El yerno de Edward y Lorraine Warren, Tony Spera, ha desmentido que la muñeca Annabelle haya desaparecido y se encuentre viajando por Estados Unidos. La muñeca Anabelle permanece en el museo de los Warren, a pesar de estar cerrado desde hace tiempo.

En resumen

  • No se ha escapado, solo ha sido un rumor
  • La muñeca tiene su historia real

El rumor de que la muñeca de Expediente Warren, Annabelle, se había perdido ha revolucionado las redes sociales. El motivo ha sido la vitrina vacía en la que se suele encontrar.

Sin embargo no es como se ha especulado, así lo ha confirmado el yerno de Edward y Lorraine Warren, Tony Spera. Ha publicado un vídeo en YouTube, donde muestra a la muñeca para demostrar que no se ha perdido. El museo se encuentra cerrado desde hace tiempo, aunque los objetos permanecen en él.

La situación comienza cuando Wikipedia indicó que estaba perdida por Estados Unidos, lo que causó una oleada de terror en redes sociales. Tras ello, la web ha sido editada.

No ha escapado

"Estamos aquí, en el museo, por los rumores de que Annabelle se ha escapado", comienza en el vídeo. "Tengo que decirte algo. No sé si vas a querer oírlo, pero Annabelle no escapó... Ni tampoco fue a visitar a su novio", explica.

También explica en el vídeo que el museo, a pesar de que esté cerrado, cuenta con seguridad de alta tecnología. Por ello, si la muñeca hubiera desaparecido, lo habría sabido Tony Spera.

Antes de ser entregada a los Warren, la muñeca fue propiedad de dos mujeres que afirmaron que se estaba "moviendo por su apartamento" y que dejaba notas escritas.

En otros casos se afirma que la muñeca está atada a un espíritu demoníaco y que pretende ser un niño, afirman expertos paranormales. La muñeca pasó a los Warren y quedó en el museo.

Basada en una historia real

Se dice que la muñeca Annabelle provienen de una historia real. Formaba parte de las miles de Raggedy Ann Doll que se vendieron en Estados Unidos en los años 1970.

La muñeca fue un regalo de una madre a su hija, quien estudiaba enfermería. La joven colocó la muñeca en su habitación para recordar a su madre, ya que estudiaba enfermería fuera de casa. Sin embargo, poco a poco comenzó a ver cosas extrañas, como diferentes posiciones en la muñeca o notas escritas por alguien que no era ni ella ni su compañera de piso.

Al final, la joven y su compañera de piso llamaron a una medium para que averiguara qué era lo que ocurría. La experta afirmó que un espíritu de una niña de 7 años llamada Annabelle Higgins había poseído a la muñeca.

Publicidad