Un juez de Granada ha sido detenido por maltratar, presuntamente, a su mujer. El hombre ya tiene impuesta una orden de alejamiento. Además de acusarle de violencia de género, agredió a los agentes que lo detuvieron.

Los hechos ocurrieron el sábado cuando el juez fue arrestado por supuestos malos tratos a su esposa. Un familiar dio la voz de alarma de que el juez, que se encuentra en baja laboral, estaba agrediendo a su mujer. La Guardia Civil lo detuvo y la mujer fue trasladada a un centro médico donde le hicieron un parte de lesiones. Pasó a disposición judicial del Juzgado de instrucción 4 de Santa Fe.

El juzgado abrió diligencias contra él y lo dejó en libertad. Se le investiga por un delito de violencia de género y se le impuso una medida cautelar de orden de alejamiento, no se puede acercar a su pareja en 100 metros. Podría ser investigado también por mostrar resistencia durante su detención. El Consejo General del Poder Judicial tiene en cuenta el aforamiento de los jueces para aquellos delitos que se pudieran cometer en el ejercicio de su cargo. Este órgano no toma decisiones hasta la apertura del juicio oral contra uno de sus miembros a los que se estén investigando.