73

Publicidad

Ley de la eutanasia

De Ramón Sampedro a María Jesús Carrasco, los casos que abrieron el camino para regular la ley de eutanasia

Este jueves se ha dado en el Congreso el primer paso para regular una ley de eutanasia con 198 votos a favor.

Este jueves se ha aprobado el primer paso para aprobar la Ley de Eutanasia en España, una ley que han pedido muchas personas que solicitaron la eutanasia años atrás.

Ramón Sampedro fue el primero en España en abrir el debate social y político, aunque para él no había debate cuando decía que "yo quiero tener el derecho a decidir sobre mi vida".

Lucho 30 años por conseguir algo que está muy cerca de suceder tras ser aprobado este jueves en el Congreso, aunque su final no fue el deseado ya que consideraba que "vivir es un derecho y no una obligación" e ideó un plan y consiguió morir sin que nadie fuese condenado.

A José Antonio Arrabal también le llega tarde la reforma legislativa. Él estaba enfermo de esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y tenía 58 años cuando se quitó la vida con medicamentos adquiridos en internet, fue hace 3 años.

Ángel Hernández ayudó a morir a su mujer María José Carrasco, diagnosticada de ELA y después de 30 años ayudándola a vivir. El suyo fue un último empujón mediático y legal para una causa que sigue generando debate.

Maribel Tellaetxe

La familia de Maribel Tellaetxe, enferma de Alzheimer, soñaba con la llegada de una ley que regularizara la eutanasia. Ella les dijo que quería que la dejaran marchar cuando dejara de reconocerles. Maribel murió en marzo de 2019.

La familia que recogió miles de firmas para reclamar la despenalización de la eutanasia, está convencida de que ella se sentiría "orgullosa" al ver que sus seres queridos, que no pudieron llevar a cabo su voluntad, continuaron "luchando" para que lo que ella no tuvo "lo tenga el resto de la gente".

El hijo de Maribel, David Lorente, señalaba que "no tiene ningún sentido que una ley obligue a la gente a sufrir".

"Por favor, no esperéis a que me olvide de vosotros, a que no os reconozca como hijos o que no reconozca a 'aita'. Ese día me tienes que ayudar a marchar", le dijo Maribel a su hijo.

Publicidad