Educación

El Consejo de Estudiantes aprueba un parón académico para protestar contra la reforma universitaria

El Consejo de Estudiantes, en huelga contra la reforma universitaria de Manuel Castells.

El Consejo de Estudiantes aprueba una huelga académica para protestar contra la reforma universitaria

Publicidad

El Consejo de Estudiantes Universitario del Estado (Ceune) aprueba un paro académico estatal a modo de protesta contra los dos proyectos de ley de reforma universitaria. La huelga se llevará a cabo este próximo jueves 18 de noviembre.

El anuncio de este parón académico se produce un día después de la reunión mantenida entre el ministro de Universidades, Manuel Castells, el secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, y la directora general de gabinete del ministerio, Marta Cruells.

En dicha asamblea, el ministro insistió en el diálogo entre Universidades y estudiantes para "seguir hablando de todo y para llegar al máximo acuerdo posible".

Parón universitario

Esta manifestación se une a una serie de movilizaciones en distintas ciudades españolas que anunció a principios de mes la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (Creup). El organismo confirmó su malestar con las propuestas planteadas en el proyecto Ley Orgánica del Sistema Universitario.

"La Universidad Pública está en juego. La Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU) y la Ley de Convivencia Universitaria (LCU) culminan una reforma elitista y que añade barreras a la educación superior. La pandemia y posterior crisis han agravado muchos de los problemas que la Universidad arrastra desde hace tiempo y, en ese contexto, el proyecto de reforma universitaria parece que no va a resolverlos, sino a agravarlos. Ante un Gobierno que no pretende avanzar hacia una Universidad pública, gratuita y al servicio de la mayoría social solo cabe que las reivindicaciones de la Comunidad Universitaria en su conjunto se hagan escuchar".

¿Qué piden?

Para mejorar la situación, las asociaciones estudiantiles proponen diversas medidas que "dignifiquen la labor del personal de administración y servicios y del personal docente e investigador". Además, insisten en garantizar la estabilidad laboral. Para ello, sugieren la desaparición de la tasa de reposición y que se faciliten "los criterios de promoción dentro de la universidad".

Publicidad