Las inundaciones ha provocado que una de las entradas al pueblo de Navarra de Sansoain haya sido inhabilitada por lo que los vecinos solo pueden salir por una zona de terreno. Aunque una de sus mayores preocupaciones es la falta de suministros.