Publicidad

Tradición

Agost, en Alicante, lanza la campaña "hazte botijo lover" para evitar su desaparición

La localidad de la Comunidad Valenciana ha lanzado la campaña con el objetivo de mimar su cultura y costumbres para evitar que desaparezca su tradicional botijo.

Agost, municipio de la provincia de Alicante, ha lanzado una campaña para evitar la desaparición del botijo, una vasija artesana que forma parte de la seña de identidad de la localidad.

Los alfareros son los encargados de su producción y diseño, el cual debe tener un asa en su parte superior que permita cogerlo a modo de jarra, para que salga el agua a través del pitón en forma de chorro y beber sin desperdiciar el fluido.

Antiguamente su uso era frecuente y sustituía a la que es ahora la actual botella de plástico. Gracias al tren los botijos de producción española llegaban a África o Francia hasta que el agua empezó a embotellarse para su distribución.

"Siempre recurrimos al plástico y lo hacemos mal", declaraba una vecina del municipio.

¿Cuáles son las ventajas de beber agua en botijo?

El botijo consiste en un recipiente de barro, cuya porosidad permite que el agua se conserve fría. Los habitantes de Agost destacan entre sus ventajas su capacidad refrestante, además de ser ecológico y sostenible.

"Juanjo Castelló, alcalde del municipio, ha asegurado que pese al paso de los años si el botijo se trabaja como se hacía antes sigue "manteniendo la misma utilidad".

Una campaña con recorrido

El Ayuntamiento de Agost ha explicado que la iniciativa "Hazte Botijo Lover" busca tener trascendencia dentro y fuera de las fronteras del municipio para fomentar el uso de la vasija también entre las nuevas generaciones.

Así, durante los Días Europeos de la Artesanía la campaña seguirá su trayectoria impulsando los beneficios de la utilización del botijo.

Publicidad