Los resultados preliminares del informe encargado por la empresa sevillana donde se originó el brote de listeriosis que ha afectado a casi dos centenares de personas, apuntan a que uno de los focos de la contaminación se encontraba en dos mechadoras, utensilios que se utilizan para mechar la carne.

Así lo han confirmado fuentes del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes) del Ministerio de Sanidad, que han incidido en que se trata de un resultado preliminar del informe y que ahora los inspectores de la Junta de Andalucía tendrán que valorar y verificar en paralelo estos datos en sus estudios, en los que se examinarán otros elementos de la fabrica donde se pudo originar la infección.

La investigación podría ser larga e incluso se están desmontando partes de la empresa. No se sabe si las mechadoras provocaron el brote o podría haber más maquinaria infectada.

El número de afectados ya es de 191 y se investiga la muerte de un hombre de 72 años que podría ser la segunda víctima mortal. El miedo ha colapsado las urgencias y la Junta de Andalucía habla de "contaminación extensa" en la fábrica.

Además, la carne mechada se distribuyó a través de una marca blanca. Se ha actuado como si presuntamente la carne estuviera contaminada.