Vista una dosis de la vacuna de la farmacéutica Moderna.

Publicidad

Coronavirus

La OMS recomienda 28 días de intervalo entre las dos dosis de la vacuna de Moderna

La OMS recibe nuevas recomendaciones de uso sobre la vacuna contra el coronavirus de Moderna, entre las que se aconseja esperar 28 días entre la aplicación de las dos dosis, pudiendo extenderse hasta los 42.

La Organización Mundial de la Salud acoge las nuevas recomendaciones sobre la aplicación y uso de la vacuna contra el coronavirus de Moderna. Los científicos aconsejan esperar un intervalo de 28 días entre la administración de las dos dosis, pudiendo extenderse hasta los 42 en caso de que sea necesario.

Es el mayor plazo en el que se administró el tratamiento de la biotecnológica durante la última fase de sus ensayos clínicos. Moderna ha obtenido la luz verde para su distribución en la Unión Europea, Estados Unidos y otros países. En España, ya han sido inoculadas 24.973 dosis de esta candidata.

Las recomendaciones que llegan a la OMS sobre el uso de Moderna

El primer punto al que hacen referencia los expertos es desaconsejar la administración de sólo la mitad de las dosis con el fin de que más personas sean vacunadas, especialmente en los países considerados de riesgo cuya tasa de incidencia sea muy elevada.

Sobre su administración a personas que hayan superado el coronavirus, los asesores advierten que, si bien deben obtener ambas dosis, no deberían entrar en el grupo de prioridad en aquellos países donde hay pocas vacunas, ya que desarrollan la inmunidad natural durante un periodo de hasta seis meses.

También hacen referencia a las alergias y consideran necesario que sólo se administre la vacuna de Moderna en aquellos lugares que puedan tener una respuesta rápida ante posibles reacciones severas. Según adelanta EFE, en Estados Unidos se han detectado 10 casos de alergias graves, lo que traduce una media de 2,5 casos por un millón de dosis.

Por el momento, las mujeres embarazadas deben permanecer al margen de la vacunación de Moderna, ya que puede presentar riesgo en la lactancia, a menos que el beneficio que se consiga sea mayor a los potenciales problemas que puedan aparecer. Es decir, recomiendan valorar la decisión en caso de que se trate de una sanitaria que luche en primera línea contra el coronavirus o una persona embarazada que padece enfermedades crónicas.

Las ventajas de la vacuna del coronavirus de Moderna

Al igual que ocurre con su competidora Pfizer, la vacuna contra el coronavirus de Moderna utiliza la tecnología del ARN mensajero, por el que se dan las instrucciones a las células para generar inmunidad frente a la infección.

Kate O´Brien, directora del Departamento de Inmunización de la OMS, asegura que esa ventaja es la que permite adaptar al tratamiento a cambios frente a nuevas variantes del coronavirus de manera más fácil.

Otro de los beneficios que contiene esta vacuna es su capacidad de conservación. El fármaco puede aguantar a una temperatura de 20 grados bajo cero, frente a los -70 o -80 que exige la de Pfizer. Asimismo, puede estar más tiempo a temperatura de nevera.

Publicidad