VIH SIDA

Publicidad

VIH

Un hombre con VIH curado completamente, el segundo en el mundo

Un hombre con VIH se ha curado definitivamente en Londres después de someterse a un trasplante de células madre hace algo más de dos años.

Un hombre con VIH , denominado 'el paciente de Londres' se ha curado definitivamente después de someterse a un trasplante de células madre hace 29 meses, según confirman científicos del Instituto de Investigación del Sida Iris Caixa. Después de dejar de tomar antirretrovirales sigue sin rastro del virus.

El estudio se ha publicado hoy en la prestigiosa revista "The Lancet HIV" y los investigadores también han presentado otro caso en Düsseldorf, donde un paciente lleva 14 meses sin virus y sin medicación tras someterse a un trasplante de médula ósea. Podría convertirse, de seguir así, en el tercer caso en la historia de un paciente que se cura del VIH en el mundo.

“Cuando se publicó inicialmente el caso de Londres insistimos en no hablar de cura, aunque 18 meses invitaban mucho al optimismo”, explicaron. “Queríamos ser prudentes y no generar falsas expectativas”, aseguró el investigador Javier Martínez-Picado, co-coordinador de 'IciStem' dependiente de 'IrsiCaixa'. Ambos pacientes se integran dentro del consorcio 'IciStem', coordinado por el Instituto de Investigación del Sida ‘IrsiCaixa’, impulsado conjuntamente por 'la Caixa' y el Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya, y el University Medical Center de Utrecht (Holanda).

18 meses sin rastro de la enfermedad invitaban al optimismo pero los científicos prefirieron ser prudentes

El paciente curado es un hombre portador del VIH a quien se le detectó un linfoma de Hodgkin por el que en 2016 se sometió a un trasplante de células madre. Al cabo de 16 meses, los médicos interrumpieron el tratamiento antirretroviral y, en marzo del 2019, la revista 'Nature' publicó un artículo en el que se demostraba que llevaba 18 meses con el virus indetectable en su sangre.

Ahora, 29 meses después de la interrupción del tratamiento, el virus continúa indetectable en sangre, líquido cerebro-espinal, tejido intestinal y semen.

Generalmente cuando los enfermos de VIH interrumpen su medicación, el virus rebrota a lo largo de las 4 primeras semanas

En el IciSitem siguen actualmente a 28 pacientes trasplantados vivos, de los que dos llevan ya un año sin tratamiento.

Habitualmente, cuando las personas con infección por el VIH interrumpen el tratamiento, el virus rebrota a lo largo de las primeras 4 semanas. Según los investigadores, la falta de rebrote en estos casos se debe a que las células del donante son resistentes al VIH, y a medida que van reemplazando las células del receptor tras el trasplante, disminuyen las posibilidades de infección del virus, que acaba desapareciendo.

Publicidad