120.00

Publicidad

Debate

¿Hay peligro de colapso del sistema sanitario por el coronavirus?

Los profesionales discuten sobre los riesgos de un sistema sanitario de calidad, como el español, pero que puede verse desbordado por falta de suministros o exceso de pacientes. Por eso se repite la importancia de autoprotegerse y solo acudir a los centros sanitarios por indicación médica.

La extensión del coronavirus experimentada en los últimos días y la percepción de que puede seguir así los próximos días ha abierto un debate sobre la capacidad del sistema sanitario para absorber esta avalancha de pacientes, o de posibles pacientes. Por eso, a la vez que se discute esto, se insiste en no alarmar y mantener la calma tomando las medidas recomendadas. Las comunidades más estresadas en su atención sanitaria son Madrid y el País Vasco, con algunos hospitales al borde de superar sus posibilidades.

.

Para Julián Esquerra, secretario general del Sindicato de Médicos de Madrid, según ha declarado en Espejo Público de Antena 3 Noticias, "la situación de la sanidad en Madrid está al borde de una crisis si no se actúa con rapidez". Recordó que ya se "hizo un llamamiento ante el desabastecimiento inminente de los equipos de protección individual para los profesionales, algo básico en una infección de alta contagiosidad, como es esta, que obliga a que vayan perfectamente protegidos los profesionales para ellos y por no contagiar a otros compañeros y pacientes". Opina que "estamos en el límite del estokaje, al borde del desabastecimiento". Para solucionar esto recuerda que el Ministerio de Sanidad ya decidió introducir en el sistema de suministro centralizado estos equipamientos. Aunque recuerda que Francia y Alemania, países exportadores, dieron orden de no enviar a Italia cuando los necesitó.

"Esto lo podemos superar sin problema"

Hablando de Italia comenta que sus colegas de allí les están diciendo que tienen que elegir qué enfermos atender en virtud de sus características físicas o edad, "creo que es una medicina que no podemos tolerar, porque tenemos un sistema sanitario que si trabaja como se le debe dejar trabajar y con los medios que necesitamos esto lo podemos sacar adelante sin ningún problema".

Recomienda comenzar a tomar medidas que "son impopulares, porque va a significar el aumento de listas de espera, pero en este momento la prioridad es sacar adelante a los pacientes con coronavirus, el señor que tiene una prótesis de cadera pendiente, habrá que explicarle que puede esperar un mes más porque no pone en riesgo su vida".

Las dudas de los profesionales

Expone un problema que tienen los profesionales "que pueden estar positivos y están en la duda de qué hago, voy a trabajar o no, quién me hace la prueba, si voy contaminado puedo poner en riesgo a otros compañeros y pacientes. Tiene que darse claramente una indicación, que las pruebas de PCR para determinar si un profesional está infectado tiene que ser por estricto criterio clínico, y tener los kits suficientes para recoger esas muestras y los laboratorios necesarios, que me consta que se están incrementando".

Esquerra piensa que "lo que nos estamos ahora mismo jugando es que el sistema no colapse, podemos atender miles y miles de pacientes si la curva se prolonga en el tiempo y no superamos determinado nivel que haga colapsar, estamos en esa fase, la contención es fundamental, el diagnóstico precoz, el diagnóstico domiciliario es fundamental".

País Vasco

La inquietud sobre una subida de contagios la expresaba el viceconsejero de Salud del Gobierno vasco, Iñaki Berraondo: "Si dejamos al virus libre se produciría un pico de contagios que pondría al sistema sanitario en dificultad". Para evitarlo lo que se busca es relentizar la epidemia. En esta comunidad están ingresados más de un tercio de los contagiados y más de 250 sanitarios están en aislamiento, la mayoría de los hospitales de Txagorritxu, Basurto y Galdakao. Este problema con los profesionales es la otra cara de los posibles embudos del sistema, aparte de los suministros. En el caso de Txagorritxu ha reclamado 30 equipos más de UCI y 200 camas de hospitalización.

Publicidad