Publicidad

Cepa india

La variante india dispara un 90% los contagios de coronavirus en el Reino Unido

La variante india del coronavirus se ha convertido en la predominante del Reino Unido en las últimas semanas y ha disparado un 90% los contagios, lo que ha puesto en riesgo el fin de la desescalada en el país.

Es uno de los países más avanzados en el calendario de vacunación y aún así, el coronavirus no da tregua en el Reino Unido, que está experimentando un repunte de contagios por la variante india de la COVID-19. En los últimos día, el número de positivos se ha disparado un 90%, lo que ha puesto en peligro el fin de su desescalada.

En un principio, los británicos podrán disfrutar de la 'nueva normalidad' a partir del próximo 21 de junio, la fecha en la que terminarán las restricciones. Sin embargo, los últimos datos epidemiológicos indican que este día podría retrasarse por el significativo aumento de los positivos en coronavirus. En los últimos días se han disparado hasta un 90% en comparación con los registrados hace una semana por las diferentes varianes, pero especialmente por la detectada en India. Desde el principio de la pandemia, las autoridades sanitarias británicas han notificado 4.522.476 personas contagiadas, 5.683 nuevos en las últimas 24 horas.

El secretario de salud británica, Matt Hancock, aseguró que la variante india era un 40% más contagiosa que la original e incluso ha advertido que los datos que manejan ahora es "la cifra más optimista. "Esto hace la vida más complicada a todos", ha señalado esta semana.

La desescalada en 'pause'

El Gobierno británico anunción al inicio de la semana que, aunque los casos estaban aumentando, las hospitalizaciones por coronavirus se mantenían estables, por lo que prefirieron retrasar una semana la decisión sobre si finalmente el 21 de junio se levantarán las restricciones. Pero cada día aumentan las voces en el equipo de Boris Jonhson que ponen en duda la viabilidad de acabar con las restricciones el 21 de junio. El ministro de vivienda, Robert Jenrick, ha asegurado que él "personalmente no se plantearía una boda grande".

Los ministros británicos se encargan diariamente de rebajar las expectativas de los ciudadanos porque todos los datos parecen indicar que la desescalada del país no está tan cerca como se esperaba y los medios británicos apuntan que los 'pesos pesados' del Gobierno están ya a favor de poner en pausa el proceso.

Publicidad