Una actriz de juego de tronos cuenta a través de su perfil de twitter el calvario por el que está pasando. La intérprete pide ayuda para recuperar a su hija. Los servicios israelíes se levaron a la pequeña de tan solo ocho meses.

Josephine Gillan, conocida por interpretar el personaje de Marei en Juego de Tronos,ha narrado lo sucedido en la red sociales e incluso ha publicado un vídeo del momento en que los agentes se estaban llevando a la menor.

 

La intérprete también ha iniciado una campaña en GoFundMe en la que cuenta su historia. Gillan era una actriz que participaba en películas pornográficas antes de que se iniciase la serie de Juego de Tronos, pero en la campaña asegura que ya no se dedica a este tipo de proyecciones y pide ayuda para recuperar a su hija.

Viajó a Israelí para dar a luz ya que temía que en Reino Unido se la arrebatasen. La menor estaba al cuidado una amiga suya ya que la policía sentenció que fuera ella quien cuidase de la bebé mientras la actriz se recuperaba de su depresión post parto. Tal y como cuenta ella misma en la campaña iniciada para recaudar dinero.

 

Los hechos ocurrieron la noche del pasado domingo, cuando la Policía entró a la casa de su amiga y "secuestró al bebé". La actriz asegura que los agentes amenazaron a su amiga con meterla en prisión si no les daba a la niña por lo que finalmente tuvo que ceder.

La campaña ha sido creada para poder pagar unos buenos abogados que como la actriz asegura en la descripción con caros pero asegura que su hija se merece ser feliz y amada, así que Josephine está intentando por todos los medios posibles recuperarla y poder estar de nuevo con su bebé de ocho meses.