Sucesos

Una mujer da a luz en un taxi y el conductor le manda la factura con los "gastos de limpieza"

Solo pasaron cinco minutos desde que la joven se montó en el vehículo y rompió aguas de camino a la cita diaria con su ginecóloga.

Taxi

Taxi PixaBay

Publicidad

Farah Cacanindin, una mujer británica de 26 años, ha protagonizado una escena que se ha hecho viral en Reino Unido.

La joven, que estaba embarazada, llamó a una empresa de taxis para que le enviasen un vehículo y poder acudir a la cita con su ginecóloga, según ha informado el diario británico 'The Sun'. Cacanindin reside en una localidad de High Wycombe, en el condado de Buckinghamshire, y su médico se encuentra en el Hospital Stoke Mandeville, en la comunidad de Aylesbury, a unos 20 kilómetros de distancia.

Al poco tiempo de iniciar el viaje, la joven se puso de parto, por lo que el taxista llamó al hospital informando de la situación para que lo tuviesen todo preparado. Sin embargo, eso no ocurrió y Cacanindin acabó dando a luz a su bebé en el interior del vehículo.

"Fue surrealista. No tuve oportunidad de asustarme", recuerda la joven. Las enfermeras se sorprendieron al ver llegar a la mujer con el recién nacido en brazos, y que había nacido sin problemas. Días más tarde, la madre de la pequeña Naia recibió una ingrata sorpresa.

Recibe la factura del taxista

El taxista que había ayudado a Cacanindin a dar a luz le había enviado una factura del trayecto. Un total de 102 euros por el trayecto (34) y los "gastos de limpieza" (68) del vehículo. "Entiendo que hice un desastre, pero es un poco descarado que me cobrara", señaló la joven al medio.

Después de cinco minutos de trayecto "rompí aguas", cuenta la joven. Cuando el conductor le preguntó si quería que se detuviera, le dijo "que siguiera adelante porque creía que lo lograría antes de que ella naciera", continuó explicando.

Asimismo, agregó que la empresa que le acercó hasta el hospital, 'Arrow Taxis', se encuentra a pocos metros de su casa, por lo que desde su puerta puede ver con frecuencia el vehículo en el que nació su hija pequeña, ya que es madre de otro bebé de 15 meses, Kairo.

Tras la queja viral de la joven, la empresa por el momento ha decidido no pronunciarse al respecto.

Publicidad