Un bebé de un año ha fallecido tras ser olvidado por sus padres en el interior del coche. La temperatura exterior en la zona de cerca de Pithiviers (Loiret) superaba los os 30 °C y el pequeño permaneció en el interior del vehículo durante más de dos horas el pasado domingo, frente a la casa familiar ubicada en Gaubertin.

El bebé fue trasladado al hospital de Orléans donde ingresó "en cuidados intensivos, en estado crítico ", según ha informado el fiscal, que ha ordenado una autopsia. El informe forense se realizará este viernes en el Instituto Forense de Tours.

Los padres han sido detenidos por una negligencia grave. Según informan los medios de comunicación franceses, los progenitores regresaban de sus recados a casa cuando olvidaron al niño en interior del vehículo. Fueron los abuelos quienes descubrieron al bebé en el coche.