Publicidad

Crisis Marruecos

Marruecos acusa a España de querer "europeizar" el conflicto entre ambos países

El ministro marroquí de Exteriores dice que la crisis entre España y Marruecos todavía no ha terminado y acusa al Gobierno español de querer trasladar el problema a Europa cuando en realidad es "una crisis bilateral".

Las tensiones entre Marruecos y España no han terminado. El ministro marroquí de Exteriores, Naser Burita, ha afirmado hoy que la crisis entre ambos países todavía no ha acabado y acusa a España de querer "europeizar" el conflicto.

Semanas despuñes de una de la peores crisis migratorias vividas en España por la entrada de casi 10.000 migrantes a Ceuta, las secuelas del problema se mantienen en el presente.

Tampoco ha ayudado la salida del territorio español del líder del frente Polisiario, Brahim Ghali, la pasada semana. Según ha señalado el ministro de Exteriores marroquí, el conflicto diplomático y político "no terminó el 1 de junio" porque "siguen sus causas profundas". Con estas palabras, Burita ha insistido en que el problema fundamental está en "la confianza mutua" entre ambos países y también ha aprovechado para recordar que Marruecos "siempre se mantuvo distante con el separatismo catalán" y que por tanto, España no debería "entrometerse" en el separatismo saharaui.

Además, Rabat acusa al Gobierno de España de querer "europeizar una crisis que es bilateral". De hecho, asegura que cada vez más actores políticos reconocen las causas de este conflicto y que el resto de países europeos no deben entrar en él. "Europeizar esta crisis es una huida hacia adelante, una forma de desviar la atención".

La crisis migratoria no es el inicio del conflicto

El Gobierno marroquí fue acusado de haber fomentado, activamente o por negligencia, la llegada masiva de más de 10.000 migrantes a Ceuta. Sin embargo, el ministro marroquí ha insistido en que el conflicto entre España y su país no empezó con la llegada de estas personas a la ciudad autónoma por la frontera con Marruecos y tampoco ha querido asumir las responsabilidades del hecho: "No tenemos lecciones que recibir, nosotros actuamos como los socios que somos".

Mañana, el Parlamento Europeo votará una polémica moción sobre "la utilización de niños por parte de las autoridades marroquíes en la crisis migratoria con Ceuta", y la posible constitución de una violación de la Convención de los derechos del niño de la ONU.

Publicidad