Un ladrón muere tras dispararse sin querer en la pierna mientras robaba en una tienda, en Tucumán, Argentina.

El hombre entró ocultado bajo un casco de moto y amenazó con su pistola a un cliente y al vendedor del establecimiento.

Cuando el ladrón tenía el botín en su bolsillo y fue a guardarse su arma en el pantalón, se disparó en la pierna.

Según informa 'La Gaceta', el ladrón murió horas después en un hospital debido a que la bala alcanzó una de sus arterias y le provocó una fuerte hemorragia.