El jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, quien se proclamó presidente encargado del país, ordenó hoy que se mantenga abierta la frontera con Brasil y las relaciones diplomáticas con Aruba, Curazao y Bonaire, después de que el gobernante Nicolás Maduro decretara lo contrario. En un "decreto presidencial" compartido en su cuenta de Twitter, Guaidó ordena "a los órganos del poder público responsables en las materias concernidas, se provea lo conducente para que se mantenga abierta la frontera con el hermano país de la República Federativa de Brasil".

Asimismo, indicó que reitera la disposición de Venezuela "a mantener las relaciones diplomáticas, consulares y de todo orden con las autoridades de las islas de Aruba, Curazao y Bonaire, así como con las correspondientes autoridades del Reino de los Países Bajos". Guaidó señaló que su decreto se sostiene en el ejercicio de funciones como presidente encargado del país, tras proclamarse como tal en enero pasado al considerar ilegítimo a Maduro por ganar en unas elecciones tachadas de fraudulentas.

Maduro había ordenado a partir de las 20.00 hora local (00.00 GMT) el cierre de la frontera con Brasil hasta nuevo aviso, en un momento en el que la oposición presiona por el ingreso de la ayuda humanitaria que se acopia en ese país, así como en Colombia y Curazao. Además, el miércoles el Gobierno de Maduro anunció que se vio "forzado" a poner "bajo revisión" sus relaciones diplomáticas con Bonaire, Aruba y Curazao, tres territorios que forman parte de Países Bajos.

Esta medida se sumó al cierre de las comunicaciones aéreas y marítimas con estos tres territorios, y que fue informada el martes por la agencia estatal de noticias AVN. La crisis política venezolana se acentuó en enero pasado, cuando Maduro juró un nuevo mandato de 6 años cuya legitimidad no reconocen la oposición y parte de la comunidad internacional.

Guaidó estableció como una prioridad el ingreso de ayudas para paliar la crisis y atender de forma inmediata a 250.000 personas vulnerables, y ha dicho que estas ingresarán "sí o sí" el próximo día 23. Por ello, el líder opositor y un grupo nutrido de diputados se trasladaron hoy a la frontera con Colombia para recibir las donaciones.