Theresa May se reúne con los líderes europeos en Bruselas para convencerles de que le den una prórroga, busca tiempo para retrasar la fecha de salida del Reino Unido de la UE, prevista para el 12 de abril.

La primera ministra apuntó el 30 de junio como posible nueva fecha de salida, pero Bruselas le ha dejado claro que serán ellos los que expongan las condiciones para un posible retraso del 'Brexit'.

Merkel también habla de una posible prolongación hasta diciembre e incluso hasta marzo del 2020, esta prolongación hace que algunos países teman un contagio del caos político por un plazo tan largo.

Si el Reino Unido continúa el 26 de mayo deberá participar en los comicios comprometiéndose a no bloquear decisiones importantes de la Unión durante la duración de la prórroga.