La empresa que colocó los andamios en la catedral de Notre Dame, tuvo otro incendio hace apenas unas semanas. Fue en una sala de conciertos. En esta ocasión consiguieron extinguirlo en apenas 15 minutos. Según la prensa gala, el control técnico era similar al utilizado en la catedral. La empresa niega cualquier responsabilidad. Sus obreros han declarado que abandonaron Notre Dame minutos antes, a las seis menos diez de la tarde. Casi media hora antes de que se activara la primera alarma.

El organista de la catedral ha dicho que se fue a su casa a las 18.45 y que no vio nada. Ni fuego, ni humo, ni bomberos.