17

Publicidad

Ecuador

Ecuador celebra elecciones presidenciales en un clima de inestabilidad para elegir al sucesor de Lenín Moreno

Más de 13 millones de personas están llamadas a las urnas. El favorito para alzarse con la victoria es Andrés Arauz, delfín del expresidente Rafael Correa.

Más de 13 millones de personas están llamadas a las urnas en las elecciones que se celebran en Ecuador bajo un clima de inestabilidad política y económica. Los votantes tienen que elegir entre 16 candidatos aunque el favorito es Andrés Arauz, al que se le considera sucesor del expresidente Rafael Correa. Su mayor rival es Guillermo Lasso, de 64 años, un banquero de centro derecha que quiere liberalizar la economía. Junto a ellos el indígena ambiantalista Yaku Pérez también aparece en algunas encuestas.

Andrés Arauz, delfín del expresidente Rafael Correa y ministro coordinador de Conocimiento y Talento Humano durante su gobierno es el favorito en las encuestas. A pesar de que Correa vive en Bélgica y está inhabilitado desde 2017 sigue siendo muy protagonista en el futuro del país. Arauz se presenta como la persona que va a recuperar las políticas izquierdistas promovidas por Correa durante los años en los que fue presidente. Andrés Arauz es un político joven que se formó en Estados Unidos y residía en Méjico antes de que se convocaran las elecciones y ha recibido el apoyo de algunos expresidentes iberoamericanos como Evo Morales.

Su rival Guillermo Lasso, de 64 años, propone un modelo totalmente contrario. Desde una perspectiva conservadora dice que es el candidato del empleo y es la tercera vez que se presenta a las elecciones para dirigir el país.

Por su parte, Yaku Pérez es un catedrático de 51 años que ha sido muy combativo contra la subida del precio del combustible anunciada por el Gobierno de Lenín Moreno y las encuestas no descartan que pueda pasar a la segunda vuelta.

Ecuador vive un momento de inestabilidad política y polarización, sumado a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. También está sumido en un crisis económica por la caída de la demanda de petróleo a nivel mundial.

Más de 170.000 ecuatorianos pueden participar en las elecciones desde España y lo podrán hacer bajo estrictas medidas sanitarias.

Publicidad