23.999833

Publicidad

Bélgica

La policía interviene de nuevo en una orgía ilegal frente a una clínica de pacientes con coronavirus en Bélgica

Este fin de semana, la Policía intervino en una orgía ilegal de medio centenar de personas que incumplían con las medidas sanitarias contra el coronavirus. Los hechos ocurrieron en una casa situada frente a una clínica que atiende a enfermos de covid-19.

Otra orgía ilegal en Bélgica. La Policía interrumpió el pasado fin de semana una fiesta sexual de 52 personas en la que no se respetaban las medidas sanitarias de seguridad frente a una clínica de pacientes con coronavirus.

Ocurrió en la localidad de Saint-Mard, en el municipio de Virton, cerca de la frontera con Francia. Durante la madrugada del sábado al domingo, los participantes de origen francés celebraban un cumpleaños en una casa de la ciudad belga de Amberes situada frente a un hospital covid.

Los agentes sancionaron a cada una de las personas, entre las que se encontraban también chicas de compañía, con multas de 250 euros por incumplir con la normativa sanitaria para hacer frente a la pandemia del coronavirus. Además, dos de ellos fueron multados por posesión de narcóticos y cápsulas del 'gas de la risa'.

El alcalde del municipio, François Culot, ha explicado que la Policía recibió varias llamadas de alerta por actividades sospechosas frente a la clínica de pacientes con coronavirus Edmond-Jacques. "Algunas personas realmente no respetan nada. Organizar una fiesta clandestina en medio de la noche frente a una clínica donde se tratan pacientes de covid es inaceptable", aseguró enfadado al diario DH.

Otras orgías ilegales en Bélgica

El escándalo de las orgías ilegales no cesa en Bélgica. Esta nueva se produce dos semanas después de que la Policía interviniera en una fiesta sexual de 25 hombres en Bruselas, en la que participaba el eurodiputado derechista József Szájer, mano derecha del primer ministro de Hungría, Víktor Orbán.

Además, hace una semana se interrumpió una tercera orgía ilegal de 10 personas en la localidad de Paal, también en Bélgica. La Policía recibió un aviso y se desplazó hacia el lugar de los hechos.

Publicidad