92.010500

Publicidad

Pandemia del coronavirus

Bélgica reabre los comercios no esenciales y limita el acceso a la Grand Place

Bélgica ha sido uno de los países europeos que más ha sufrido la pandemia del coronavirus. Por ello, han mantenido varias restricciones ante la reapertura de los comercios no esenciales.

Las tiendas y comercios no esenciales han vuelto a subir la persiana este 1 de diciembre en Bélgica, ante los alentadores datos de la incidencia del virus en el país.

Ante la previsión de congregaciones masivas en las calles debido a la reapertura del comercio y al encendido navideño, en Bruselas, la capital belga, el Gobierno ha establecido un camino de ida y vuelta a la Grand Place, la plaza central de la ciudad, con una valla que divide la calle en dos vías y así evitar aglomeraciones de gente.

Además, vigilantes de seguridad contabilizan la gente que accede a este emblemático lugar y cortan el acceso a ella en cuanto se llega al aforo permitido.

A la reapertura de los comercios no esenciales le acompaña una serie de restricciones a esta actividad: las compras se deberán hacer de forma individual y en un máximo de 30 minutos por cada tienda. A esto se le suma que los comercios podrán recibir a un cliente por cada diez metros cuadrados de superficie y deben asegurar que se cumplen las normas de distancia social en las colas que se formen en el exterior.

Bélgica ha sido uno de los países europeos más castigados por la pandemia del coronavirus y el que impondrá más restricciones durante las fiestas navideñas, ya que pese a mantener las principales medidas restrictivas, incluido el cierre de los bares y restaurantes y la prohibición de recibir a más de una persona en los hogares, Gobierno central y los regionales han acordado la reapertura de los comercios considerados "no esenciales" a partir de este martes.

Publicidad