Las zonas de agua en el sur de Filipinas se encuentran en constante conflicto, ahora un cocodrilo se ha cobrado la vida de un menor de diez años. Una balsa de madera circulaba por estas aguas, cerca de un hábitat de reptiles. En la embarcación se encontraban tres hermanos, uno de los cuales era el menor fallecido.

El cocodrilo amenazó a la barca y terminó atacándola hasta que logró tirar al menor al agua, fue entonces cuando acabó con su vida. Los hechos ocurrieron cerca dela ciudad de Babalac, las otras dos personas que acompañaban al pequeño eran sus hermanos mayores que presenciaron la trágica escena.

Tras el suceso, el padre intentó recuperar el cuerpo sin vida del pequeño pero sin éxito alguno. Sin embargo, al día siguiente, un pescador de la zona descubrió los restos del pequeño entre los manglares de la zona, según informa el Daily Mail.