Que Victoria’s Secret necesitaba nuevos ángeles ya se preveía después de que las brasileñas Adriana Lima y Alessandra Ambrosio colgaran sus alas tras más de 15 años desfilando para la firma. Sin embargo, lo que no se esperaba es que la húngara Bárbara Palvin fuera presentada como el nuevo ángel de 'talla grande' de la compañía.

Los 55 kilos, 1.75 de altura y medidas de 87-58-89 de la supuesta maniquí 'curvy' han despertado una ola de indignación entre los seguidores de la marca de lencería, que lo consideran absolutamente desorbitado. Es cierto que la joven rompe los estrictísimos cánones de la firma, que pide unas medidas imposibles de no más de 86-61-86.

Palvin, habitual en portadas de la sensual revista Sport Illustrated, ya se ha enfrentado a sendas críticas en las que se la ha tachado de gorda. La propia joven declaró que había recibido algunos comentarios "bastante dañinos" que hablaban de su peso. La joven declaró:"La verdad es que no estoy tan flacucha como cuando tenía 18, pero no me considero gorda".

De momento, el debate en redes está servido.

Te puede interesar...