Las autoridades de Chile han activado la alerta naranja ante la creciente actividad del volcán Villarrica, situado a unos 750 kilómetros al sur de la capital del país, Santiago.

Esta decisión llega después de que se haya registrado un aumento de la actividad del volcán con fuertes ruidos, actividad sísmica y pequeñas explosiones.

Las autoridades han comenzado ya a ensayar planes de evacuación en torno al volcán. "Lo que hemos observado en los últimos días es un alza significativa de su actividad y por lo tanto un escenario probable es que esto derive en una erupción mayor", asegura el jefe de la red nacional de vigilancia volcánica del Servicio Nacional de Geología y Minería.