El expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont, ha presentado un recurso ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea reclamando medidas urgentes para que se le reconozca como eurodiputado y pueda tomar posesión de su escaño en el nuevo Parlamento Europeo. El recurso fue presentado en nombre de Puigdemont y del exconseller y número dos en la lista de JxCAT a la Eurcámara, Toni Comín.

Hasta ahora la Eurocámara insiste en que los eurodiputados son elegidos bajo un mandato nacional y en base a una ley electoral nacional, por lo que la institución europea se limita a recibir las notificaciones formales sobre los miembros que han sido elegidos y que cualquier otra decisión compete a las autoridades nacionales. Tanto Puigdemont como Comin no han recogido su credencial ante la Junta Electoral Central, como sí han hecho el resto de los elegidos.

DINERO DE COOPERACIÓN PARA EL 'PROCÉS'

En relación con Puigdemont y su gobierno se han conocido nuevos datos que avalan que parte del 'procés' se financió con dinero público. Según el Tribunal de Cuentas, la Generalitat de Catalunya utilizó ayudas de cooperación al desarrollo para fortalecer el independentismo y financiar organizaciones afines en territorio catalán. Fueron miles de euros que debían ser usados para mejorar las condiciones de vida de habitantes en zonas de riesgo y que acabaron en actividades independentistas. La Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo (ACCD), fue uno de los organismos al que Carles Puigdemont disparó el 222 % el presupuesto en 2017, el año del referéndum.