La tradicional foto de verano de la Familia Real ha cambiado, sobre todo, en sus protagonistas.

En el primer posado de la princesa Leonor, entonces infanta, la pequeña tenía 9 meses. Era 2006 y en la foto había 15 personas. Un año más tarde, en 2007, al posado se unió la infanta Sofía, que aparecía dormida en brazos de su madre. En ese momento la imagen estaba compuesta por 16 personas.

A partir de ese año la Familia Real se deja fotografiar en la isla, pero los posados oficiales no vuelven hasta 2014, cuando con el reinado de Felipe y Letizia se recupera la tradición de posar en Marivent.

En esos años hemos visto crecer a la princesa Leonor y a la infanta Sofía. Cada vez estos posado son más relajados y permiten ver una parte más personal de la familia.

El año pasado por primera vez posaron en el palacio de la Almudaina, la residencia oficial de los reyes en la isla, y aquí las pequeñas se mostraron muy locuaces con los periodistas.