82.858667

Publicidad

Galicia

La jueza declara que el Pazo de Meirás es del Estado y ordena a la familia Franco su devolución

La jueza indica que la Xunta Pro Pazo regaló el Pazo de Meirás al jefe del Estado, no a Francisco Franco a título personal.

En resumen
  • La jueza resuelve que el Pazo de Meirás es del Estado
  • Considera que no fue entregado a Francisco Franco a título personal
  • Niega indemnización a la familia por los gastos de mantenimiento
  • La decisión judicial admite recurso

La magistrada Marta Canales, de un juzgado de A Coruña, afirma que los documentos demuestran que la Xunta Pro Pazo entregó el Pazo de Meirás al jefe de Estado, no a Francisco Franco a título personal. Concluye que la venta del 24 de mayo de 1941, con la que el dictador logró inscribir la propiedad a su nombre en el Registro de la Propiedad, fue una simulación, "que determina la nulidad de la misma".

El juez rechaza la existencia de un retraso en la presentación de la demanda y destaca que la posibilidad de presentarla "surge de un importante estudio histórico y de un consenso social logrado luego de muchos años".

Sin indemnización

Así, el Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña ha acogido íntegramente la demanda interpuesta por el Estado y lo declara propietario del Pazo de Meirás, ordenando a la familia Franco que devuelva el inmueble sin ser indemnizada por los gastos que afirma haber incurrido para el mantenimiento del inmueble.

En el proceso, la Xunta de Galicia, el Ayuntamiento de Sada, A Coruña y la Diputación también defendieron la posición de la Fiscalía del Estado, mientras que como imputados se encuentran seis familiares de Francisco Franco y una sociedad anónima.

La magistrada Marta Canales declaró en sentencia la nulidad de la donación realizada en 1938 del "predio denominado Torres o Pazo de Meirás al autoproclamado jefe de Estado, Francisco Franco Bahamonde, por carecer del requisito esencial de forma".

En relación a este fundamento, el juez aclara que, en el mismo año en que se hace la donación, se instala una Xunta Pro Pazo “do Caudillo” para comprar y entregar el Pazo de Meirás “al General de los Ejércitos y Jefe del Estado Nacional”.

“Se llamaba Francisco Franco Bahamonde, pero no se lo da él mismo, sino al jefe de Estado. Las alegaciones de los imputados sobre la intención de las vendedoras, que querían que el pazo fuera entregado a Franco a título personal, no son compartidas”, reza la sentencia, donde se concluye que la literalidad de los documentos sobre la compra del pazo y posterior donación no arroja dudas ”, porque todos se refieren a "al caudillo”.

La familia de Francisco Franco recurrirá esta sentencia

Publicidad