La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, asegura estar dispuesta a darlo todo tras anunciar su salto a la política nacional como número dos de Albert Rivera.

"Como catalana, estoy convencida de que para que llegue la libertad a Cataluña tenemos que gobernar España", asegura Arrimadas, que considera que en la comunidad se vive una situación dramática y lamenta que el Gobierno central "no descarta volver a pactar con los independentistas".

"Tenemos la obligación moral de darlo todo para que Ciudadanos gobierne", explica la líder de Ciudadanos en Cataluña, que asegura que no va a abandonar a los catalanes a pesar de su intención de dar el salto al Congreso de los Diputados: "El PP y y el PSOE tienen una tendencia a copiar mantras del nacionalismo. Un partido nacionalista se presenta al Congreso y no se le dice que abandona Cataluña, pero cuando un partido constitucionalista se presenta al Congreso para gobernar España sí que se puede decir que abandona Cataluña", lamenta Arrimadas.

La líder de Ciudadanos en Cataluña asegura que seguirá defendiendo lo mismo pero que desde Madrid podrá hacer "con más herramientas". "Llega un momento que te cansa hacer cosas desde la oposición en Cataluña que es lo que debería hacer el Gobierno de España y desde la Moncloa tendremos más herramientas".

"No podemos permitir que Sánchez siga en Moncloa"

Respecto a cómo se tomó la decisión de que diera el salto a la política nacional, Arrimadas explica que fue una cosa compartida con muchos miembros del partido que consideran que hay que gobernar desde España para acabar con la crisis en Cataluña porque "cuatro años más de Sánchez con el separatismo pueden ser letales para el país".

Pregunta sobre el veto al PSOE, Arrimadas dice que Ciudadanos es un partido "sensato y de centro que ha llegado a acuerdos con diferentes fuerzas políticas" pero asegura que no pactarán con Sánchez porque "el daño que ha hecho en nueve meses es incomparable a lo que ha hecho ningún otro partido o gobierno anterior".

Sobre qué credibilidad tiene este veto si ya aseguraron en su momento que no harían presidente a Mariano Rajoy y finalmente apoyaron su investidura, Arrimadas asegura que no se trata la misma situación y que esta vez se ha tomado la decisión mediante un acuerdo por unanimidad en la ejecutiva del partido: "Es una decisión de país porque no podemos permitir que Sánchez siga en Moncloa".