Publicidad

Vacunación Policía y Guardia Civil

Indignación entre Policía y Guardia Civil después de que la Generalitat diga que vacunarles retrasará a los mayores de 70 años

Primer día de los diez que ha dado la Justicia a la Generalitat para vacunar a policía y guardia civil. El gobierno catalán dice que cumplirá pero asegura que hacerlo supondrá retrasar a los mayores de 70 años lo que aún ha indignado más a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Primero de los diez días que ha dado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña a la Generalitat para vacunar a los agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil en esa comunidad. La reacción del gobierno catalán ha provocado la indignación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado al asegurar que suministrarles las dosis supondría retrasar la de los mayores de 70 años, algo que no dijeron con la policía autonómica.

La indignación de guardias civiles y policías nacionales

Los representantes de la Policía Nacional y la Guardia Civil se han mostrado satisfechos con la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y esperan que el gobierno catalán empiece a vacunar al 80% de sus plantillas -como hicieron con los mossos- para no discriminarles.

Desde la Unión de Oficiales de la Guardia Civil Profesional, en declaraciones a Espejo Público, su portavoz ha asegurado que la reacción del gobierno catalán es de "una desvergüenza brutal, me parecen palabras miserables y le haría la misma pregunta" en referencia a si en febrero se dejó también de vacunar a los mayores por vacunar a las fuerzas de seguridad autonómicas. Aseguran que "es miserable que se les ponga al pie de los caballos" y se pregunta por qué se les discrimina.

Por su parte el SUP, el Sindicato Unificado de Policía, ha pedido al secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, que se retracte de sus declaraciones inaceptables". Asegura el SUP en un comunicado que sus declaraciones "fomentan un enfrentamiento ficticio entre policías y ciudadanos" por la vacunación para "encubrir la nefasta gestión" del Govern en este asunto. Dice el SUP que son "manifestaciones sectarias y gravísimas que ponen por enésima vez a los policías y los guardias civiles en el punto de mira".

La excusa de la Generalitat

En el centro de la polémica están las palabras del secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon. Argimon calificaba de "ridículo" el criterio del TSJC y respondía con un: "cumpliremos, pero para ello retrasaremos vacunación de gente de 70 años, ahí lo dejo". Argimon negaba que se haya discriminado a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en Cataluña.

Publicidad