Ley trans

Feijóo se compromete a derogar la ley trans si se aprueba: "Se toma a broma los principios de la dignidad humana"

Alberto Núñez Feijóo considera que la ley trans es "una frivolidad que afecta a los derechos de las mujeres que afecta a los derechos de la infancia y que se toma a broma buena parte de los principios básicos de la dignidad humana".

Alberto Núñez Feijóo

Alberto Núñez Feijóo EFE

Publicidad

La ley trans ha sido desde su inicio una norma controvertida y sobre todo la mecha capaz de encender nuevas disputas entre los socios de Gobierno. El retraso en su tramitación ha agrandado la brecha entre ambos y parece sin embargo acercar la postura del PSOE a la del PP.

Alberto Núñez Feijóo ha calificado una de las banderas de la formación morada como "frivolidad" ya que considera que la ley trans "afecta a los derechos de las mujeres, afecta a los derechos de la infancia y se toma a broma buena parte de los principios básicos de la dignidad humana".

El líder de la oposición se ha comprometido a derogar la norma en el caso de que finalmente se apruebe en el Congreso de los Diputados y el PP tenga en las próximas elecciones los votos suficientes.

"Comprendo perfectamente los movimientos feministas que lo que pretenden es una igualdad que yo suscribo entre géneros y lo que no puedo comprender es la frivolidad de que personas adolescentes, personas incluso sin mayoría de edad, pues puedan simplemente por una decisión ni siquiera meditada, ni siquiera tutelada por los profesionales sanitarios hormonarse o proceder a intervenciones quirúrgicas irreversibles" ha reprochado Feijóo.

El presidente del PP ha puesto en duda que el conflicto entre PSOE y Podemos sea real porque "no comprende" que "el primer ministro socialista español aprueba leyes en el Consejo de Ministros o le da el visto bueno a proyectos o anteproyectos de ley para remitir a la Cámara y después se crea el aparente cisma en la coalición de gobierno" y añade: "No sabemos si es un conflicto aparente o no. Lo que sí sabemos es que ese proyecto de ley va en contra de los principios básicos y va en contra de los derechos de las mujeres y de los derechos de la infancia".

Los puntos polémicos

Unidas Podemos acusa a sus socios de Gobierno de bloquear la tramitación de la nueva 'Ley trans' y de reabrir el debate sobre la autodeterminación de género. A continuación vamos a intentar explicar cuáles son los puntos de la discordia:

La nueva norma promovida por la ministra Irene Montero incluye el cambio en el registro del sexo y no del género, además se elimina la obligatoriedad de presentar un informe médico o psicológico que justifique que existe disforia de género y el requisito de hormonarse durante dos años para que se conceda el cambio de sexo en el Registro Civil.

El matiz entre sexo y género divide también a los movimientos feministas entre los que está la postura que por ejemplo en el PSOE defendió Carmen Calvo que critican que se pueda realizar el cambio de sexo en el DNI solo con la voluntad de la persona solicitante porque por ejemplo tienen miedo de que maltratadores pidan dicho cambio para librarse así de sus responsabilidades con las víctimas. Si bien es cierto que en la ley queda explicado que el solicitante conserva sus obligaciones y responsabilidades jurídicas anteriores al cambio de sexo registral, mencionando de manera explícita ley contra la violencia de género.

Otro de los puntos incendiarios es que los menores a partir de los 12 años puedan solicitar el cambio de sexo registral con la autorización de un juez. De 14 a 16 años, el menor tiene que estar acompañado por sus padres y si no cuenta con su consentimiento se nombrará un defensor judicial para resolver el conflicto y a partir de los 16 años se podrá solicitar por sí mismo.

Publicidad