ASEGURA QUE NO DESCALIFICARÁ A NINGÚN COMPAÑERO

Errejón pide un "debate fraternal" que permita llevar tatuado que tras Vistalegre habrá que "remar juntos"

El secretario político de Podemos ha reclamado un debate sin "especulaciones" ni "declaraciones salidas de tono" e invita a reflexionar sobre "qué ha pasado para que desde la foto del primer Podemos tanto compañeros y compañeras se hayan quedado en el camino".

El secretario político de Podemos, Iñigo Errejón

Publicidad

El secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, ha reclamado un debate sin "especulaciones" ni "declaraciones salidas de tono o fuera de lugar" que conviertan el proceso asambleario de Vistalegre II en "fango y enfrentamiento".

Así se ha expresado el cabeza de la lista 'Recuperar la ilusión' que concurre a la Asamblea del próximo fin de semana en Madrid, en respuesta a la carta publicada por el cofundador de Podemos Luis Alegre o a los comentarios que Juan Carlos Monedero ha hecho en su cuenta de Twitter.

Igualmente, ha contestado a una información de un diario nacional sobre que el entorno de Pablo Iglesias le habría ofrecido la candidatura al Ayuntamiento o a la Comunidad de Madrid a cambio de retirar su proyecto de la Asamblea. Respecto de esta información, que ha considerado "especulaciones", Errejón ha recalcado que el debate sobre el futuro de Podemos no puede vincularse "a ver en dónde se coloca cada uno", por cuanto ha de imperar ahora una discusión centrada en "el rumbo nacional" de una organización que aspira, de modo transversal, a concitar una mayoría social.

En una rueda de prensa con representantes de la corriente 'Profundización democrática', con la que ha acordado un modelo de organización interna, el portavoz parlamentario ha tenido que salir al paso de las declaraciones recientes de dirigentes, o exdirigentes, de un partido que se acerca a su Asamblea Ciudadana. A los que han cuestionado su papel y su rumbo y a los que han proferido declaraciones ofensivas contra Iglesias o su entorno, Errejón ha pedido "un debate fraternal" que permita a todos llevar "tatuado" que al día siguiente de Vistalegre habrá que "remar juntos".

En un plano más general ha reclamado reflexionar sobre por qué muchos de los integrantes del Podemos que salió de la primera asamblea de Vistalegre están hoy fuera de la organización, como el caso de Alegre, pero también de Carolina Bescansa. De hecho, ha reconocido que el propio Alegre, al escribir la citada carta, ha tenido que pasar "un momento difícil".

El texto ha azuzado el enfrentamiento interno. Enfrentamiento que Errejón ha querido enfriar, aunque invitando a reflexionar sobre "qué ha pasado para que desde la foto del primer Podemos tanto compañeros y compañeras se hayan quedado en el camino".

Aquél fue un Podemos que ilusionó, ha esgrimido. Con el fin de levantar un partido que no se mueva en "la cultura del plebiscito", del "conmigo o contra mí", el hoy número dos ha abogado por un proceso de "necesaria maduración democrática" y por "transmitir la certeza, y la tranquilidad, de que el lunes después de Vistalegre hay que continuar juntos".

Antes del desenlace, Errejón ha dicho que el partido se debe a sí mismo "un debate fraternal" en el que se pueda confrontar las diferencias, pero sin que ese ejercicio de contraste derive en "fango y enfrentamiento". De hecho, ha opinado que quien haya salido a atacar a Iglesias "se ha equivocado". De su boca, por ello, no saldrá "ninguna descalificación o falta de respeto", y si salen de otro lado, él volverá a llamar a la calma y a la unidad.

Publicidad