Sólo en Madrid, Baleares, Canarias y Murcia podrían pagar las pensiones si el sistema estuviera transferido, porque sólo aquí hay más de dos trabajadores por cada pensionista

En el resto de España, el sistema es ya deficitario. En estas regiones se gasta más de lo que ingresan. Las cuentas de la Seguridad Social tienen un déficit de 18.000 millones de euros.