La subida de los precios de los alimentos ha hecho que este año los españoles llenen menos su cesta de la compra. La fruta y la bebida son los que más han caído, en cambio, los productos envasados han subido sus ventas.

Los comerciantes aluden la caída de las ventas de las bebidas al mal tiempo que hizo esta primavera. De acuerdo con el indicador adelantado de IPC publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) los españoles consumimos menos bebidas pero de mayor claidad.

Este indicador también revela que la mitad de las familias españolas compran gastando lo menos posible y el 26% cambia de tienda buscando promociones.

Aunque continuamos comprando la mayor parte de los alimentos en hipermercados, crece el consumo online. En envasados un 15% y en frescos un 30%.

Pese a que intentamos ser ahorradores al hacer nuestra compra, no renunciamos a nuestros caprichos como la compra de cerveza premium, galletas o snaks para perros.

Crece también la demanda de huevos, impulsada por la gran oferta, ecológicos, camperos, de suelo . En definitiva, nuestro gasto se ha incrementado, porque la frescura tiene un precio, pero llenamos menos la cesta.